5 beneficios únicos de la formación presencial en idiomas para empresas

La formación en idiomas para empresas aporta grandes ventajas. Es posible escoger entre realizarla de manera digital y presencial. La digital nos permite una gran individualización y, sobre todo, flexibilidad, pero actualmente las empresas invierten y apuestan en gran medida por la formación presencial, ya que la eficacia en el aprendizaje resulta muy alta.

A continuación, se comentan los beneficios que proporciona una formación presencial para los empleados.

1. Pronunciación

Es, quizás, uno de los beneficios más evidentes de las clases de inglés para empresas a nivel presencial. Al estar en contacto directo con un profesor experto, este puede corregir la pronunciación. Así, lograremos saber lo que hacemos mal y conseguiremos una pronunciación excelente que podremos aprovechar a la hora de mantener reuniones con colegas extranjeros, en las que estaremos a su mismo nivel.

2. Agilidad para resolver dudas en las clases de inglés para empresas

Por ejemplo, si estamos realizando un curso de inglés para empresas de forma presencial, el profesor podrá resolver nuestras dudas de forma automática y, de esta forma, la formación se realizará de forma ininterrumpida.

Sin embargo, a este respecto, en el caso de los cursos de idiomas para empresas online, nos veremos obligados a consultar nuestras dudas a través de correos electrónicos con nuestra persona de contacto. A pesar de ser una forma de contacto bastante ágil, nos obliga a esperar una respuesta, la cual puede demorar en llegar.

3. Enriquecimiento personal y social

Esta ventaja se encuentra muy relacionada con el punto anterior. Aprender un nuevo idioma con otros compañeros y con profesores experimentados nos permitirá crecer profesionalmente y nos ayudará a desarrollar nuestras habilidades. Aprender es una acción social y, si lo hacemos en un grupo definido, nos ayudamos entre nosotros.

Es posible que no tengamos dudas o quizás seamos personas introvertidas que no se atreven a preguntar aquello que no conocemos. Una clase presencial nos ayudará tanto a aprovechar las dudas de otros compañeros como a mejorar nuestras habilidades sociales al interaccionar con ellos; de esta forma, no solo estaremos más seguros de que ampliamos correctamente nuestro conocimiento, sino que también podremos ver otros puntos de vista ante la misma duda.

4. Se elimina la brecha tecnológica

Mientras que para acceder a un curso digital puede que necesitemos herramientas y conocimientos sobre el funcionamiento de algunas plataformas digitales en las que se imparten; si se opta por una formación presencial, esta barrera se elimina por completo, ya que todos los miembros de un equipo de empresa podremos acceder a dicha formación y contaremos con un profesor que nos ayude a superar las dificultades en tiempo real.

5. Compromiso, exigencia y motivación en las clases de idiomas para empresas

Un curso presencial requiere un compromiso y una exigencia adicionales. El hecho de asistir a las clases hace más sencillo la continuidad y reduce también la tasa de abandono. Hay que ser responsable y saber que la formación presencial nos va a obligar y a ayudar a gestionar mejor nuestro tiempo.

Además, compartiremos con otras personas nuestro compromiso, y eso nos ayudará a incrementar nuestra motivación.

En resumen, estos son los cinco beneficios que nos puede reportar la formación presencial frente a la formación online, una opción creciente a la hora de contratar clases de inglés para empresas.

Desde Kleinson, pensamos que ambos métodos son válidos: por un lado, las clases de inglés para empresas presenciales permiten un mayor grado de inmersión e impregnación del idioma; mientras que la formación online es mucho más amoldable en términos temporales. Por ello, puede que elección entre ambos métodos dependa en gran medida del tiempo del que disponga el alumno para llevar a cabo su formación.

Para obtener más información sobre nuestros cursos para empresas:

Deja un comentario