6 claves para superar una llamada de trabajo en inglés

Los idiomas para empresas siempre han sido una de las asignaturas pendientes en nuestro país. Sin embargo, cualquier empresa que se precie y desee crecer, o necesite contactar con otras organizaciones, va a tener que recurrir en algún momento al uso de otro idioma. Además, si tenemos en cuenta que la mayoría de las relaciones con proveedores o compañías internacionales se realizan en inglés las clases de inglés para empresas cobran mucha más relevancia. Por tanto, las organizaciones que cuentan con profesionales que conocen y dominan un segundo idioma, están más preparadas para crecer y tendrán más posibilidades de ampliar su éxito.

Además, la inmediatez que exige el mundo empresarial, unido a las medidas de prevención frente a la pandemia y al uso masivo de dispositivos electrónicos –móvil o tablet, hace que cada vez más la forma de comunicación más rápida, frecuente y preferida sea el teléfono –también las videollamadas y reuniones vía conferencia están aumentando en seguidores–. No obstante, si ya las llamadas telefónicas presentan dificultades derivadas de la presencia física del interlocutor, la cosa se complica al realizarlas en otro idioma y en un contexto laboral.

 

Por ello, es importante seguir una serie de recomendaciones para que nuestras conversaciones telefónicas de trabajo en inglés sean todo un éxito.

 

6 consejos para superar una llamada de trabajo en inglés

 

1. Enmarcar la llamada en un contexto. Antes de descolgar el teléfono, es conveniente informarse sobre el tema que se va a tratar e incluso sobre el interlocutor y su empresa. Realizar un guion previo con los puntos que queremos tratar, buscar vocabulario relacionado o tener ya preguntas planteadas con anterioridad, hará que el interlocutor vea que dominamos el idioma y que además nos hemos preparado la llamada, mostrando interés. Si es necesario, anota todas las cuestiones para ir siguiéndolas en el transcurso de la llamada.

 

2. Preparar nuestra actitud. El interlocutor percibirá nuestra predisposición personal en la llamada telefónica por aspectos como la voz y la seguridad con la que hablamos. Dado que a través del teléfono se carece del contacto visual con la otra persona, es importante estar concentrado –se debe evitar hacer tareas al mismo tiempo–, relajado y con seguridad de lo que queremos transmitir, siempre con una actitud positiva. Nunca debemos dar la impresión de que nos sentimos incómodos hablando en inglés.

 

3. Tratar de ser breves. En cualquier conversación telefónica de trabajo e inglés se debe comunicar el mensaje de manera clara y concisa. La llamada debe centrarse rigurosamente en el motivo por el que se realiza, evitando así cualquier tipo de distracción o confusión para las dos partes.


4. Aprender vocabulario y frases de utilidad. Asimismo, es recomendable que sea un léxico de alta frecuencia en llamadas de teléfono, aquel que aparece normalmente en estas situaciones. Un ejemplo sería de cara a finalizar la llamada, añadir algo como «Thank you very much. This conversations has been very helpful».

 

5. Solicitar que repitan información. La finalidad de toda llamada telefónica es obtener o transmitir una serie de datos. Por ello, si hay algo que no se ha entendido, no hay que tener miedo a pedir que repitan o deletreen algún nombre, número, dirección… También es imprescindible recapitular toda la información que consideramos importante a modo de resumen antes de finalizar la llamada; de este modo, conseguiremos destacar los puntos más importantes tanto para nosotros como para la otra parte.

 

6. Practicar la conversación. Como cualquier otra materia, la práctica es fundamental para que las llamadas telefónicas de trabajo en inglés sean todo un éxito. En el caso de que no seamos quienes iniciemos la conversación, hay otros aspectos aparte del guion que también se pueden practicar: el vocabulario, los saludos y despedidas, los acentos, expresiones que demuestren interés…

En Kleinson, sabemos lo importante que se ha convertido el inglés para empresas en cualquier organización, tanto para aumentar las ventas, como para mejorar el negocio y estar en contacto con el mercado internacional. Todo profesional debe manejar el inglés en todos los terrenos, incluido el telefónico. Y es que se trata de un método muy eficiente, no solo por facilitarnos nuestra rutina, que está llena de desplazamientos, sino porque es una manera muy eficaz de aprender inglés. Está demostrado que no tener al interlocutor cara a cara, aumenta el grado de atención y esfuerzo, mejorando así la capacidad auditiva, el acento…



Deja un comentario