Departamentos de la felicidad en las empresas ¿a qué se dedican?

La proliferación de departamentos de la felicidad en empresas nacionales e internacionales no deja de ser la cristalización de una tendencia que lleva años consolidándose: cada vez más negocios se preocupan por la felicidad en el trabajo de sus empleados.

 

Y es que ahora, con el teletrabajo, se hace necesario más que nunca prestar atención al estado anímico de los trabajadores y cubrir todas sus necesidades.

 

El bienestar emocional en el trabajo

La aspiración de tener una plantilla feliz es mucho menos ingenua que pretender que los empleados estén contentos todo el tiempo. Así, se busca precisamente el bienestar emocional de la plantilla. Si sabemos que unos empleados felices y motivados son más productivos, ¿por qué no destinar una parte de la empresa a procurar el clima ideal para que esto suceda?

En este sentido, la búsqueda de la felicidad del empleado no pretende que este no se enfrente a retos personales y profesionales a lo largo de su carrera, sino propiciar el clima adecuado para que encuentre las herramientas necesarias para gestionar bien esos desafíos.

 

¿A qué se dedican los departamentos de la felicidad?

Los equipos dedicados a la felicidad son una escisión dentro de los departamentos de RR. HH. y son los responsables de liderar la cultura del bienestar dentro de una empresa; es decir, se encargan de las necesidades de los empleados en cuanto a bienestar en el trabajo o conciliación familiar.


Estudiando las necesidades y deseos de las personas, se consigue humanizar la plantilla corporativa y los trabajadores dejan de ser vistos como simples recursos productivos para ser tratados como personas. Por tanto, estos departamentos persiguen objetivos diversos, como la atracción del talento, el aumento de la productividad, la seguridad laboral, la alineación con la cultura corporativa…

 

El ejemplo de Mahou San Miguel

Uno de los ejemplos de mayor éxito a este respecto es el caso de Mahou San Miguel. En marzo de 2018 la empresa cervecera madrileña creó su área de la felicidad: un equipo dentro del departamento de Personas y Organización destinado a investigar y poner en marcha proyectos e iniciativas capaces de promover las emociones positivas entre los trabajadores. Liderado por la figura del «Jefe de Felicidad», este departamento tiene por objetivo principal la creación de una estrategia global para promover el bienestar emocional de la plantilla.

El decálogo de la felicidad

Una de las primeras acciones de este innovador equipo ha sido la creación de un decálogo de la felicidad, un documento que contiene pautas y consejos para ayudar a su plantilla a conseguir el bienestar emocional, reforzando la actitud positiva y mejorando la comunicación, la motivación y la creatividad.

Además de estos 10 puntos, que constituyen la piedra angular de muchos de los actos que realiza este departamento, también se han promovido una serie de actividades para promocionar el bienestar de los empleados, como cursos de Mindfullness y charlas con expertos sobre distintas áreas relacionadas con las emociones.

Otras mejoras van más allá del apoyo teórico, como la promoción de la jornada flexible, la instalación de un gimnasio, etc.

¿Para qué sirven estas medidas?

Todas estas medidas suponen un ejemplo a seguir y, pese a que algunas son más fáciles de implementar que otras, ofrecer a las plantillas herramientas emocionales para gestionar el estrés y la frustración a través de cursos y eventos mejorará sin duda la calidad de vida individual y sus vínculos con la empresa.

Aunque no todos los equipos de RR. HH. tienen presupuesto para crear departamentos de la felicidad, tomar medidas que busquen mejorar la calidad de vida del trabajador en nuestra empresa será una inversión que, sin duda, ofrecerá resultados.

 

En Kleinson siempre intentamos fomentar el buen clima entre nuestro equipo; para ello, hemos establecido encuestas de satisfacción, reuniones regulares… para saber qué aspectos son mejorables. Es vital conocer los valores con los que se identifican los trabajadores para reorientar la estrategia empresarial hacia ellos. De esta manera, se retendrá el talento y se obtendrá una mayor eficiencia en el trabajo.

Deja un comentario