El verano, un buen momento para impulsar la formación en idiomas de nuestros empleados

shutterstock_149773424

Va acercándose el verano, anochece más tarde y amanece más temprano. Ya parece otra cosa cuando nos despertamos y la temperatura es diferente, más agradable y con solecillo cuando salimos de casa. Una vez llegan estas fechas, son muchos los pensamientos que nos vienen a la cabeza: vacaciones, viajes, tiempo con la familia, con los amigos, coger la bici, ir a la montaña, la playita y ver el mar, pasear tomando un helado…Nos apetece hacer muchas cosas aunque no siempre sabemos a qué dar prioridad, y no tenemos tanto tiempo como nos gustaría.

Quizás lo más sencillo sería pensar sólo en descansar y vacaciones, pero si administramos bien nuestro tiempo, la época estival también es perfecta para ponerse al día en cuanto a formación se refiere, porque disponemos de más tiempo, bien por las vacaciones, las jornadas intensivas, el ánimo que está más de nuestro lado y nos apetece iniciar nuevos proyectos, viajes al extranjero…Además dentro de la formación, nos encontramos con que cada vez es más necesario e indispensable para todos, estar bien preparados con los idiomas.

Es posible que esta pregunta nos la hagamos muchos durante el año ¿Por qué no aumentar mi nivel de alemán? ¿Por qué no mejorar mi pronunciación en inglés?…al final, nos es imposible sacar un momento, y cuando lo tenemos, estamos agotados por tanto trabajo, por la cantidad de cosas que se hacen durante el invierno, porque no encontramos un momento libre ni para hacer la compra…Pero ahora, en verano, ¿por qué no aprovechar el tiempo libre? Así, estaremos más preparados para cuando llegue septiembre, reanudar o intensificar nuestra búsqueda de empleo, o para tratar de lograr una mejora laboral o salarial, aumento de nuestra red de contactos y tener más oportunidades laborales.

Una vez nos decidimos por aprovechar nuestro tiempo libre estival para la formación en idiomas, como no intentar sacarle el máximo partido y de esa forma poder dedicar tiempo al ocio, los amigos y la playa. Para eso, ¿Qué mejor que un curso intensivo, o un seminario específico que mejore nuestras habilidades? De esa forma le daremos un impulso al nivel de idiomas que nos falta.

Así, no sólo estaremos mejorando nuestro nivel de inglés, alemán, francés…sino que además nos estaremos preparando para un cada vez más competitivo entorno laboral, reforzaremos nuestras capacidades comunicativas, practicaremos a través de roles plays situaciones del día a día a las que nos vemos expuestos, cogeremos confianza y seguridad para poder desarrollar cualquiera de las actividades a las que nos enfrentamos y tendremos la certeza de haber aprovechado nuestro tiempo de la mejor forma posible.

Por supuesto, esta formación es aún más recomendable en las empresas que durante esta época estival, ven como mengua la actividad laboral y necesitan encontrar como mejorar la formación en idiomas de sus trabajadores. Es el momento perfecto para que los empleados mejoren su nivel de idiomas, y su formación en el día a día a través del idioma al que se ven expuestos continuamente. Un curso intensivo de presentaciones, o negociaciones, por ejemplo, puede darle a nuestros empleados el nivel que necesitan para enfrentarse al día a día de forma segura y eficaz.

Cómo empresa, ¿qué podemos hacer para aprovechar estos meses y formar a nuestra plantilla de forma que se desenvuelvan en cualquier situación laboral? La solución la podemos encontrar en Kleinson a través de nuestros seminarios y cursos intensivos centrados en la mejora de idiomas sobre las tareas y habilidades profesionales de los empleados.

Deja un comentario