Entrevista con Shiva Roofeh, Responsable de Formación en Kleinson

shiva

“En la formación de idiomas, el Coaching cubre una de las principales necesidades de los profesionales: la motivación”

 

 

 

 

¿Conocéis a Shiva Roofeh? Además de ser nuestra encantadora Responsable de Formación en Kleinson, Shiva es una de las creadoras de nuestra innovadora metodología “Organic Learning”. Ella ha sido la encargada de impulsar el Coaching como uno de los recursos fundamentales para la formación en idiomas de los profesionales, una iniciativa novedosa con la que Kleinson no para de cosechar éxitos.

Hoy la entrevistamos para conocer un poco más sobre su trabajo, sus métodos de enseñanza y sus ideas sobre la formación.

1. ¿Cómo se combina el Coaching con la enseñanza de idiomas?
 Usamos el Coaching como una herramienta más en el proceso de aprendizaje y lo aplicamos de distintas maneras a lo largo de la formación, pero lo fundamental es que nos enfocamos con el alumno en establecer cuáles son sus objetivos e intentamos hacerlos manejables. Además, mensualmente revisamos estas metas para mantener a los estudiantes centrados y motivados.

2. ¿Cómo conseguís eso de “hacer manejables” los objetivos?
Al principio de cada curso, pido a los alumnos que se autoevalúen y eso me ayuda a ver dónde están sus principales inseguridades. Luego, comenzamos a definir los objetivos y teniendo en cuenta las variables (su nivel de inseguridad, sus dificultades, el plazo con el que cuenta, etc), intento “descomponer” esos objetivos en una serie de “pasos a seguir”.

3. Y a lo largo de la formación, ¿qué tipo de acciones de Coaching aplicáis?
Lo más importante es conseguir mantener la motivación y el compromiso de los alumnos. Por eso, ponemos cada actividad en relación a su caso particular y les mostramos cómo les ayudarán a alcanzar sus objetivos. A nadie le gusta sentirse “perdido”, así que es fundamental explicarles el porqué de cada paso que damos, el porqué de cada ejercicio, de cada corrección que les hacemos.

Por otro lado, para nosotros como Language Coaches una de nuestras prioridades es construir una relación estrecha y de confianza con los alumnos, no solo para que confíen en nosotros, sino también para que confíen en nuestro método y que adquieran un verdadero compromiso con la formación.

4. ¿Cuáles son las principales dificultades que os plantean los alumnos?
A lo largo de los años nos hemos dado cuenta de que hay un problema fundamental generalizado que afecta a la mayoría de nuestros alumnos españoles: el miedo a hablar en público en inglés.

5. ¿Y cómo les ayudáis a superarlo?
Depende de cada caso, pero lo que más ayuda es la práctica constante del idioma simulando las situaciones a las que se van a enfrentar y se enfrentan desde su puesto de trabajo. Son los llamados “Role Plays”, donde los profesionales hacen presentaciones, participan en reuniones y mantienen conversaciones telefónicas, entre otras muchas simulaciones. La práctica reiterada les ayuda a adquirir seguridad y soltura con el idioma.

6. ¿Cuáles son los beneficios del Coaching en la formación de idiomas?
El progreso de los alumnos adultos es más rápido, más efectivo, porque el Coaching cubre una de las necesidades más importantes para ellos: la motivación.
El afán de superación y la autoconfianza son fundamentales en el caso de los adultos porque si creen que no pueden conseguir sus metas, sencillamente no harán el esfuerzo de intentar alcanzarlas. El Coaching les ayuda a ver que sus objetivos son alcanzables y les guía en el mejor camino para cumplirlos.

7. ¿Tienes algún consejo que puedas dar a los profesionales para ayudarles a definir sus objetivos en el aprendizaje de idiomas?
La clave para establecer tus objetivos es, en primer lugar, pensar en cuál es tu motivación, por qué quieres empezar la formación. Por ejemplo, si yo me digo “mi objetivo es hablar mejor español”, me debo preguntar “¿Cuál es mi motivación?”. La respuesta es: “Quiero ser capaz de explicar, presentar y defender mis ideas acerca de nuestros Planes y Políticas de Formación ante nuestros clientes y profesores. Además, quiero ser capaz de hablar con mi suegra sin parece ruda o brusca”.

La siguiente pregunta que me debo hacer es: “basándome en mi motivación, ¿puedo redefinir y concretar mis objetivos?” Si mi meta es ser capaz de aclarar mis pensamientos con el español, ser capaz de expresar mi opinión, explicar y defender una idea, y poder tener una “charla informal”, esos deben mis “puntos de referencia”: 1)Aclarar mis pensamientos en español, 2)Ser capaz de explicar, presentar y defender mis ideas en español, 3)Ser capaz de expresar mi opinión y mantener charlas informales en español.

Con estos tres objetivos manejables, puede empezar a diseñar un plan de formación acorde con mis necesidades.

 

 

0 comentarios en “Entrevista con Shiva Roofeh, Responsable de Formación en Kleinson”

Deja un comentario