Entrevistas de trabajo: una cuestión de confianza

interviews

Cuántas veces no nos habrán aconsejado amigos, familiares, conocidos…sobre cómo deberíamos ir a una entrevista de trabajo y sin embargo, a pesar de los muchos consejos siempre nos preguntamos qué habremos hecho mal, qué podríamos mejorar, cuál habrá sido nuestro error…

Una de las razones por las que en la mayoría de los casos nos gusta ir preparados a una entrevista de trabajo, es el miedo al rechazo,  miedo a no estar a la altura de la empresa que nos entrevista…para superarlo, necesitamos ir con la idea de que la empresa es apropiada para nosotros y que nosotros lo somos para la empresa.

Es un momento que no nos gusta dejar al azar, para el cual nos preparamos preguntas, respuestas, idiomas, apariencia, gestos, curriculum…Pero ¿es esta preparación efectiva?

En la mayoría de los casos, es la confianza en nosotros mismos lo realmente relevante, lo que marcará una diferencia y lo que nos hará fuertes para afrontar una entrevista de trabajo efectiva.  Es necesario que domines la situación en todo momento para mostrar seguridad en ti mismo ante el entrevistador, que muestres confianza y tengas la situación bajo control, estando seguro de lo que haces.

La preparación ha de ser personal, porque no hay dos entrevistas iguales, ni dos entrevistadores que te realicen la misma pregunta. Por ello, prepararse un número concreto de cuestiones, puede no ser suficiente, y es necesario acudir a nuestro interior, a nuestra confianza. Tenemos que ser nosotros mismos capaces de valorar lo mucho que sabemos, y todo lo que podemos aportar a la empresa. Pensar siempre en positivo y creer en nuestro valor añadido, en lo que nos hace diferentes y especialmente preparados para ese puesto de trabajo.

Por tanto, es crucial trabajar en la seguridad en nosotros mismos, a nivel profesional. Suele pasarnos, que si ya de forma habitual somos inseguros en nuestro propio idioma, de cara a una entrevista de trabajo, aún lo seremos mucho más si además tenemos que estar preparados para una entrevista en inglés, francés, alemán…no poder explicarnos con la seguridad o tranquilidad que puede dar conocer el idioma desde la infancia, nos hace sentirnos aún más inseguros. Y teniendo en cuenta, los tiempos que corren, es una cuestión a tener en cuenta, puesto que dominar varios idiomas además del nuestro es no solo necesario sino indispensable para superar una entrevista.

Por eso es recomendable no dejar este momento al azar, y practicar con expertos tu entrevista de trabajo. La mejor manera para superar nuestros miedos es poner en practica la situación real, el momento al que nos vamos a enfrentar, de forma repetida y continuada, de manera que engañemos a nuestros subconsciente, donde radican nuestras emociones, y cuando estemos delante de nuestro entrevistador, seamos capaces de sentirnos seguros y confiar en nosotros mismos.

En Kleinson hace tiempo que trabajamos sobre esta idea, y por ello nuestra metodología y formación están centradas en hacer que la persona pierda el miedo a hablar y expresarse en el idioma que necesita, el miedo a no estar a la altura en una entrevista de trabajo en inglés, por ejemplo o la preocupación por no conseguir el puesto deseado, son miedos que desaparecen enfrentándose a la simulación de la situación al lado de nuestros grandes profesionales que  asesoran, motivan y guían en este camino.

Deja un comentario