La gamificación en RR. HH.

La digitalización ha provocado una transformación del entorno laboral, pues ha traído consigo nuevas plataformas y herramientas que están revolucionando los distintos departamentos, sobre todo, el de los Recursos Humanos. Una de las más relevantes en materia de formación y selección de talento es la denominada gamificación.

 

¿Qué es la gamificación?

La gamificación, también conocida como ludificación, es una metodología de aprendizaje que utiliza procesos relacionados con los juegos para aplicarlas en el ámbito educativo y profesional.

 

Este método se sirve de una doble dimensión: unas técnicas mecánicas, con las que se puntúa y recompensa al usuario en función de una consecución de objetivos, y otras dinámicas, para motivarlo y seguir alcanzando metas.

 

De cara a los trabajadores, persigue generar una experiencia lúdica y positiva con la finalidad de mejorar la productividad y aumentar el compromiso, facilitar la resolución de problemas, potenciar la motivación y la concentración, o evaluar a un individuo, entre otras.

 

¿Qué beneficios presenta para los Recursos Humanos?

Dado que el capital humano es el centro alrededor del que gira este departamento, es vital encontrar y aplicar estas nuevas estrategias para saber cómo gestionar e incentivar eficientemente el talento dentro de la organización.

 

Con respecto a las tareas de RR. HH., como los procesos de contratación o la formación interna, la gamificación ofrece una serie de ventajas:

 

1. Team building y engagement

Quizá es lo primero que viene a la cabeza al hablar de juegos aplicados al entorno laboral. Y es que las dinámicas ayudan a cohesionar los equipos de trabajo, ya que, no solo favorecen creación de lazos positivos entre los miembros de un proyecto, sino también la sensación de pertenencia al grupo. Esto, a su vez, aumenta el compromiso o engagement de los empleados con la organización y sus valores y, por tanto, su productividad.

 

2. Formación interna innovadora

Una de las labores más importantes de Recursos Humanos es ofrecer formaciones a sus empleados. Sin embargo, realizar estas actividades de forma original permitirá dar rienda suelta a la creatividad de los trabajadores, poniendo de manifiesto cuáles son sus habilidades y puntos fuertes, al tiempo que fomentará un mejor aprendizaje de los conocimientos impartidos.

 

3. Motivación

El sistema que ofrece las plataformas de gamificación basado en el establecimiento de retos y recompensas al superarlos, motiva enormemente a los empleados para conseguir dichas metas. El modelo de juego en este caso sirve como instrumento para fomentar el crecimiento personal y el esfuerzo de superación.

 

4. Mejora de la comunicación y la retroalimentación

Un ambiente distendido hará que exista una mejor comunicación entre todos y proactividad tanto a la hora de colaborar con el resto como de expresar sus ideas y opiniones.

 

5. Procesos de contratación más eficientes

Tener la posibilidad de observar cómo reaccionan los candidatos ante determinadas situaciones presentadas a modo de juego, será de gran ayuda para que los técnicos de selección estimen quién es el mejor aspirante para el puesto.

 

6. Desarrollo de una cultura empresarial consistente

La suma de todo lo anterior desemboca en una empresa mucho más dinámica y colaborativa, más abierta al cambio y con mayor proyección de futuro.

 

Está claro que el entorno laboral es en un mundo en continuo desarrollo que debe adaptarse a todas las novedades que puedan venir de otros sectores para asegurarse tanto la felicidad de sus empleados como la perdurabilidad de las organizaciones.

 

En Kleinson ya utilizamos la gamificación tanto de manera interna con nuestro equipo como aplicada a todas las clases para garantizar el mayor grado de aprendizaje y satisfacción de nuestros alumnos.