5 tendencias del método comunicativo en la enseñanza del inglés para empresas

En España estábamos a la cola de Europa en cuanto a la fluidez en el inglés. No por problemas de gramática, que la aprendemos casi al completo en la ESO y Bachillerato, sino más bien por la falta de soltura al hablar o escuchar —speaking y listening—. Por suerte, cada vez hacemos las cosas mejor y estamos empleando nuevos métodos de aprendizaje que hacen hincapié en esas áreas. Un ejemplo son las clases de inglés para empresas mediante el método comunicativo de aprendizaje.

 

¿Qué son las clases de inglés para empresas con un enfoque comunicativo?

Pese a que el aprendizaje de gramática y estructura de la lengua sigue siendo clave, en este nuevo método la práctica tiene la misma o incluso más importancia. El método comunicativo favorece la interacción como base para aprender correctamente una lengua —y hablarla con fluidez—. Las tendencias que rigen esta forma de enseñanza del inglés son:

 

1.- Interacción: Este método nos obliga constantemente a comunicarnos unos con otros y a hablar en público. Desde el primer momento, fomenta la exposición a las conversaciones para perder el miedo a las situaciones reales.

 

2.- Situaciones reales: Es la tendencia a trabajar con textos y simulación de situaciones reales para preparar al alumno en el manejo del idioma. En el caso de las clases de inglés para empresas, se emplearían conversaciones típicas con clientes, llamadas telefónicas, cómo responder un email en inglés, etc. El aprendizaje con simulaciones mejora la seguridad en nosotros mismos de cara a los supuestos reales.

 

3.- Comparación e intercambio de experiencias personales: Los alumnos contrastan las respuestas que han dado en los ejercicios. Existe un intercambio de ideas entre los alumnos y el profesor; se resuelven dudas en equipo, se crean debates, se proponen soluciones a problemas planteados por el profesor, etc. El alumno se enfoca en todo el proceso de aprendizaje y no solo en la lengua.

 

4.- El contacto con hablantes nativos: Cada vez es más común en el método comunicativo que los alumnos intercambien conversaciones con personas que aprendieron la lengua desde temprana edad. Hablar con nativos es una experiencia enriquecedora que permite saber cómo suena realmente el idioma. Además, nos ayuda a aprender multitud de expresiones y formas que solo los nativos usan y que resultarían imposibles de adquirir con la simple gramática.

 

5.- Inclusión de actividades prácticas: Hay una gran variedad de juegos que podemos realizar para no perder el interés por el aprendizaje, y a su vez ganar fluidez en inglés. Pueden emplearse juegos de simulación, entrevistas, encuestas, trabajos por parejas, hacer de profesor, etc. Quizá lo más novedoso son las aplicaciones audiovisuales de idiomas para móvil. Aquí también entrarían el visionado de películas en versión original y con subtítulos, la escucha y karaoke de canciones…

 

¿Cuáles son los cursos de idiomas para empresas que se basan en este método?

Todos los cursos de idiomas para empresas de la consultora de formación Kleinson utilizan esta metodología basada en el enfoque comunicativo para aprender fácilmente inglés para empresas. Cualquier compañía puede beneficiarse de estas prácticas técnicas. Nunca es tarde para que ganemos fluidez en el inglés.

 

Para obtener más información sobre nuestros cursos:

Deja un comentario