Cómo motivar a tus empleados en la crisis sanitaria

Tras unos meses convulsos en los que la experiencia laboral de la gran mayoría de la población se ha visto interrumpida por la COVID-19 –la cual ha actuado como acelerador de la transformación digital de los puestos de trabajo–, nos enfrentamos a un período de incertidumbre y transición hacia una modalidad de trabajo que pueda combinar el teletrabajo con el inicio del trabajo presencial.

 

Esta situación hace que siga siendo de vital importancia la existencia de un esfuerzo por parte de las empresas para apoyar a sus empleados y crear esa cultura de oficina virtual. En continuación con nuestro artículo anterior Liderazgo de Recursos Humanos con los equipos de trabajo remotos, indicamos otra serie de recomendaciones para mantener la motivación y la confianza del equipo.

 

6 consejos para motivar a los trabajadores durante la COVID

1. Transparencia

La comunicación siempre ha sido un aspecto muy solicitado en los empleados por las empresas. Es por ello, que en estos momentos, es la compañía la que debe demostrar dar ejemplo y crear una cultura de confianza para con los trabajadores. Es importante transmitir con claridad no solo los cambios de proyectos, sino también todas aquellas actualizaciones sobre la situación real de la empresa y cómo van a afectar al funcionamiento de la organización. Ser transparente evitará cualquier tipo de negatividad o malestar entre los empleados, al tiempo que generará una cohesión y sensación de pertenencia.

 

2. Creación de espacios para socializar

Está claro que las videoconferencias son un método muy eficiente para continuar con el trabajo en remoto, ya que permiten colaborar a todo el equipo en el desarrollo de los proyectos. Sin embargo, puede que los trabajadores echen de menos ese espacio de esparcimiento en el que relacionarse durante las pausas del trabajo. Por tanto, es muy favorable incentivar la interacción social entre los empleados aunque sea de modo virtual. El simple hecho de habilitar salas de chat para los descansos del café será recibido de manera muy positiva por todos los miembros del equipo.

 

3. Filtrado de envío de información

Es posible que, en un primer instante, el teletrabajo pueda abrumar y frustrar al empleado con un exceso de información sobre los procedimientos sanitarios en el entorno laboral, las nuevas prácticas de la empresa… Así pues, se debe filtrar qué es importante para el desempeño de las tareas del equipo y, así evitar el ruido que genera la sobrecarga de información.

 

4. Autogestión y libertad en la toma de decisiones

Ofrecer un voto de confianza al equipo supondrá una inyección de motivación. Estar abiertos a las ideas y las sugerencias de los empleados, así como flexibilizar el control total sobre su trabajo, facilitará un entorno más distendido y proactivo que desembocará en mejores resultados.

 

5. Coahing de equipos

Esta disciplina presenta beneficios únicos para la planificación de metas grupales y la obtención de objetivos realistas. Aplicando las técnicas del coaching, se conseguirá aumentar la confianza y la seguridad del equipo para enfrentarse y superar obstáculos.

 

6. Conciliación entre vida personal y laboral

Es un hecho que, si no se controla de forma óptima, los horarios del teletrabajo pueden extenderse absorbiendo el tiempo para el resto de actividades personales. Frente a esta situación, es esencial comunicar el establecimiento de límites que permitan conciliar la vida familiar con la laboral.

 

En definitiva, dado que el teletrabajo se ha instalado en nuestras vidas para quedarse, es importante saber cómo gestionarlo de una forma correcta para no perder la sensación de equipo y pertenencia de la organización sin dejar de lado la motivación de los trabajadores.

 

En Kleinson hemos adaptado todas estas recomendaciones desde el primer momento para brindar todo el apoyo posible al equipo completo.

Deja un comentario