Mujeres en puestos directivos, ¿hemos llegado ya?

women.in«Las mujeres ya son la fuerza económica más dinámica y de más rápido crecimiento en el mundo». Con esta contundente cita del presidente de Coca-cola Muhtar Kent comenzó a expresar su opinión una de las participantes del HR English Breakfast que tuvo lugar ayer en Madrid. Organizado por los especialistas en formación de idiomas Janice Haywood de Business Learning Solutions e Iñaki Nieto de Kleinson, el desayuno giró en torno al tema “Women in Top Management”, un asunto de actualidad que tocó la fibra sensible de más de una de las asistentes al encuentro.

La citada frase de Muhtar Kent puso sobre la mesa la primera pregunta: ¿tiene la mujer una capacidad de liderazgo superior a la del hombre? “En general las mujeres destacan por sus habilidades comunicativas, por su capacidad de empatía y por su buena disposición a trabajar en equipo”, apuntó una de las participantes al desayuno. Pero no opinó lo mismo otro de los asistentes, el único representante masculino que se “atrevió” a asistir al evento: “No creo que haga falta entrar en comparaciones, hay que pensar más en los individuos que en el género”, apostilló.

La idea, aunque bien recibida por los presentes, también fue tachada de idealista y “poco ajustada a la realidad”. “Lo cierto es que muchas de las mujeres que logran avanzar y alcanzar puestos directivos se ven forzadas a convertirse en hombres en el camino: pierden aquello que le diferencia”, aseguró otra de las asistentes.

Entonces, ¿cuál es la solución?, ¿cómo podemos asegurar que el talento femenino no quede desperdiciado por cuestiones de desigualdad o discriminación? Se habló entonces del caso de Noruega, donde el Gobierno impuso a las empresas una cuota por la que el 40% de los puestos directivos deben ser ocupados por las mujeres. La medida fue apoyada por algunos de los asistentes, mientras que otros prefirieron declararse “indecisos” con respecto al tema.

“Exigir la paridad puede llegar a ser contraproducente, porque puede derivar en que alguno de esos puestos sean ocupados por profesionales que, aunque incompetentes, hayan logrado llegar ahí sólo por ser mujer”, apuntó una participante.

Fue en ese momento en el que comenzó a debatirse el tema de la educación y de “dar ejemplo”. Para la mayoría de los asistentes, la cuestión debe ser afrontada desde los colegios e institutos, donde las niñas comienzan a descubrir los valores sobre los que se erige la sociedad actual. “Yo lo veo en mis hijas, veo la falta de confianza que tienen en sí mismas sólo por ser mujeres”, explicó una participante.

Y es que una de las conclusiones a las que se llegó a lo largo de la mañana fue que, en gran medida, la responsabilidad recaía sobre las propias mujeres. “Somos nosotras las que debemos dar ejemplo e imponer el cambio”, sentenció otra de las asistentes.

Después de todo, lo que subyace en el tema de la mujer en los puestos de liderazgo es la transformación de la sociedad, una nueva visión de las formas de trabajo y profesionalidad. “El liderazgo femenino traerá una mayor flexibilidad al ámbito laboral”, aseguró una de las intervinientes, “porque la mujer es capaz de centrarse en los resultados, de ser muy eficiente, sin renunciar a su vida personal y familiar”, añadió.

La cuestión es, ¿hemos llegado ya? El desayuno no dio para resolver la cuestión. “No hay respuestas simples para las cuestiones complejas”, fue la conclusión con la que todos los participantes estuvieron de acuerdo.

En cualquier caso, lo cierto es que fue uno de los HR English Breakfast más interesantes que hasta ahora se habían celebrado. Y todo apunta que el próximo encuentro, que tendrá lugar en mayo, seguirá la misma tendencia.

Women in Top Management: Are we there yet?

“Women already are the most dynamic and fastest-growing economic force in the world today”. With this strong statement made by President of Coca -cola Muhtar Kent, one of the participants initiated the debate in the HR English Breakfast that took place yesterday in Madrid. Organized by the language specialists Janice Haywood, from Business Learning Solutions, and Iñaki Nieto, from Kleinson, the breakfast focused on the theme «Women in Top Management» , a current issue that struck a chord with the majority of the attendees of the meeting.

Muhtar Kent’s quoted idea tabled the first question: Do women have a greater capacity for leadership than man? “In general, women are noted for their communication skills, their capacity for empathy and for teamwork ”, said one of the participants. But instantly, another participant, the only male representative who “dared” to attend the event, claimed: “I do not think we need to go into comparison. I believe we should consider individuals rather than genders”.

The idea, though well received by everyone, was also considered naive and “a bit out of touch with reality”. “The truth is that many of the women who manage to move forward and achieve leadership positions feel forced to become men: they lose what differentiates them,» said another of the attendees.

Then, how can we ensure that the female talent doesn’t get wasted because of inequality or discrimination? The case of Norway was then commented: the government has imposed on companies a 40% quota of management positions for women. The measure was supported by some of the participants, while others preferred to declare themselves “undecided” on the issue.

“Demanding parity can be counterproductive, because it can lead to a situation in which a position is filled by a woman just because of her gender, regardless of her lack of talent”, said a participant.

It was at that moment when the issue of education and of “setting an example” was brought up. In the opinion of most of the attendees, the issue must be addressed from the schools and high schools, where girls begin to get to know about the values on which our society is built. “I see it in my own daughters, I see the lack of confidence they have in themselves just because they are women” said one participant.

And precisely that is one of the conclusions that was reached during the breakfast: to a large extent, the responsibility lays on women. “It’s us who should be setting an example and imposing the change», said another attendee.

Above all, what underlies the issue of women in leadership positions is the transformation of society. “Female leadership will bring more flexibility to the workplace”, said one of the speakers, “because women are able to focus on results, to be very efficient, without sacrificing their personal and family life”, she added.

But, are we there yet? Off course no one was able to resolve the matter. “There are no simple answers to complex questions” was the conclusion with which all participants agreed.

In any case, the fact is that it was one of the most interesting HR English Breakfast that had been held so far. And it seems that the next meeting, that will take place in May, will follow the same trend.

Deja un comentario