Optimizar la Formación

En las empresas siempre ha sido importante la formación de sus empleados, de cara a mejorar la productividad de la empresa e incrementar sus beneficios. Sin embargo hoy en día, la formación ha dejado de ser un beneficio social, para convertirse en un indispensable de empresas que quieren mantenerse en el mercado, e incluso ampliar las líneas de negocio.

Una vez la empresa es consciente de la importancia de la formación de sus empleados, se esfuerza por obtener resultados medibles y tangibles. Es por ello, que para las empresas, hoy, más que nunca es importante la optimización de la formación, como una de las mejores herramientas para incrementar la competitividad de las organizaciones.

La formación, hoy en día conlleva la optimización de la productividad debido a que potencia el desarrollo personal-profesional y la comunicación entre los componentes de los equipos de trabajo. Para llevar a cabo la optimización de la formación en las empresas se necesita un conjunto sistematizado de procedimientos de forma que se puedan establecer qué mejoras se consideran oportunas y qué se está consiguiendo con las acciones desarrolladas.

Es por ello necesario no sólo el establecimiento de planes de formación a medida de las organizaciones, sino un seguimiento de las acciones llevadas a cabo y de sus resultados. El plan de formación debe contener el conjunto de procesos operativizados de todas las acciones formativas a desarrollar en la empresa a corto, medio y largo plazo. De esa forma, la empresa podrá ver el antes, el durante y el después y comprobará la importancia de la formación, a través de los resultados de sus trabajadores y del aumento de la productividad.

Paula Prieto
Responsable Comercial de Kleinson

Deja un comentario