EnglishFrançaisItalianoPortuguêsEspañol
Qué es el Coaching de Equipos

¿Conoces el Coaching de Equipos?

En la actualidad, el trabajo en equipo es la forma de funcionamiento más extendida y habitual entre la gran mayoría de las empresas y organizaciones. Se trata de una práctica que aumenta la productividad y el rendimiento del proyecto, incrementa la calidad del trabajo –puesto que aprovecha la diversidad de talentos de cada miembro del equipo–, incentiva la creatividad, e impulsa la comunicación, entre otras ventajas.

 

Sin embargo, en un entorno profesional donde el resultado del trabajo ya no depende tanto del individuo, sino más bien de la buena colaboración entre personas, es esencial cuidar e incentivar la relación entre compañeros. Por ello, ha aparecido una nueva disciplina de coaching centrada en acompañar al grupo: el denominado coaching de equipos.

 

En qué consiste el Coaching de Equipos

Esta modalidad de coaching empresarial consiste en un proceso de acompañamiento a un equipo en la consecución de sus objetivos y, durante el cual, el coach ayuda a las distintas personas del grupo a tomar conciencia de sus puntos fuertes, habilidades, debilidades… con la finalidad de mejorar la confianza, el compromiso y las sinergias entre todos los componentes, y aumentar así su productividad.

 

Se trata de un proceso de autoaprendizaje en el que el coach, dentro del marco de una conversación, acompaña a los integrantes del grupo a cambiar todo aquello que pueda estar limitando su desarrollo profesional, ya sea como individuo o colectivo.

 

Cuáles son los objetivos del Coaching de Equipos

Entre los distintos aspectos que en Kleinson abordamos con nuestros clientes al trabajar con esta disciplina, se encuentran:

 

  • La integración de los miembros del equipo tanto para las nuevas incorporaciones como para preparar al equipo para la salida de otros compañeros.
  • La alineación de los valores personales con los del equipo para conseguir generar un espacio de colaboración y creatividad eficiente.
  • La alineación con los objetivos de trabajo, de manera que se potencie el rendimiento del equipo.
  • El clima laboral, las relaciones personales y la comunicación, ya sea intragrupal o interdepartamental, para fortalecer la confianza, favorecer la cohesión y evitar la aparición de conflictos.
  • El conocimiento y la potenciación de las fortalezas de cada integrante orientados a resultados.

Qué etapas tiene el Coaching de Equipos

Como todo proceso de acompañamiento, en este coaching orientado al trabajo en grupo se pueden diferenciar seis fases o etapas, que en Kleinson abordamos de la siguiente manera:

 

1. Análisis del contexto actual o inicial

En esta fase se define qué es lo que se quiere conseguir con este acompañamiento y por qué; es decir, cuáles son los objetivos del aprendizaje que se pretenden alcanzar, así como la situación de partida actual. Las metas establecidas variarán en función de la empresa, ya que alguna organización necesitará potenciar la comunicación, otras mejorar el rendimiento…

 

Es fundamental que el contexto actual, así como los objetivos que se quieren alcanzar como equipo, queden bien definidos e interiorizados para todos los implicados en el proceso.

 

2. Definición de las normas de ejecución

Una vez definido cuál es el contexto inicial sobre el que se va a trabajar, es el momento de establecer el marco y las líneas que deberán cumplir y seguir todos los integrantes del equipo a lo largo del proceso de coaching.

 

Para garantizar una correcta ejecución, en Kleinson contemplamos los siguientes parámetros:

 

  • Continuidad: el proceso de Coaching es una Metodología de desarrollo que debe estar alineada e integrada con los sistemas ya establecidos en la empresa: evaluación del desempeño, talleres de Desarrollo Directivo…
  • Implicación: para la identificación de los objetivos de Coaching, se busca un enfoque compartido en donde, más allá de la indispensable visión del coach y del participante, se atiende a la opinión del responsable inmediato.
  • Aplicabilidad: el enfoque del coaching está dirigido a aquellas habilidades que, siendo áreas en las que el participante posee potencial de mejora, están más directamente relacionadas con las necesidades o demandas reales de su entorno más próximo.
  • Especificidad: el proceso de Kleinson se centra en 2 o 3 ejes de habilidad pudiendo, una vez alcanzados los objetivos en estos, plantearse nuevas necesidades o retos.

3. Autodiagnóstico o autoanálisis

Es necesario determinar con objetividad cuáles son las causas o motivos que han hecho desembocar en la situación actual y que impiden avanzar al equipo hacia los objetivos establecidos.

 

4. Planteamiento del plan de acción

En función de los objetivos establecidos, configuramos un plan de acción individualizado, es decir, una secuenciación de acciones con objetivos intermedios y enfoques de actuación que supondrán el camino a seguir para el logro del objetivo final. Dado que el coach acompaña al equipo día a día, dicho plan de acción se revisará y ajustará en función de la evolución experimentada.

 

En Kleinson utilizamos el modelo GROW, que facilita un esquema lógico para traducir los objetivos establecidos en planes de acción concretos de la siguiente manera:

 

  • Goal (Objetivo): ¿Qué objetivos se pretenden alcanzar con el proceso?
  • Reality (Realidad): ¿Cuál es la situación actual con respecto al objetivo?
  • Options (Opciones/Alternativas): ¿Qué posibles soluciones alternativas se plantean para poder alcanzar el objetivo?
  • Will (Planes de acción): ¿Cómo se pondrá en práctica la alternativa elegida?
  • Ejecución del plan de acción.

5. Seguimiento del proceso

Para asegurarnos de que el acompañamiento va siguiendo su transcurso, en la mitad del proceso realizamos una comprobación con el fin de contrastar la correcta transferencia de las habilidades entrenadas al entorno de trabajo.

 

En este seguimiento, el coach traslada la percepción de los integrantes sobre su grado de evolución y la suya propia con las referencias del responsable inmediato.

 

6. Análisis y revisión de resultados

No hay forma de saber si algo se está haciendo correcto si no se mide. Por tanto, en esta última fase, evaluamos el grado de cumplimiento respecto a los objetivos establecidos, así como las razones por las que se han logrado dichos resultados y, finalmente, posibles nuevos retos en estas u otras habilidades. También medimos la satisfacción del equipo con respecto a los resultados alcanzados.

 

 

¿Cuáles son los beneficios del Coaching de Equipos?

Gracias a la alineación de los objetivos y los valores individuales con los grupales, así como su la revisión día a día, los beneficios de este acompañamiento de equipos se pueden apreciar en un periodo corto de tiempo. Los más destacados entre nuestros clientes son los siguientes:

 

  • Aumento de la comunicación eficaz y creación de un espacio de trabajo construido sobre la confianza, la motivación y la implicación.
  • Cohesión del sentimiento de equipo con el consecuente incremento de la productividad y el desempeño diario.
  • Resultados más creativos, dinámicos y satisfactorios gracias a la aportación conjunta del talento y las fortalezas de cada integrante.
  • Incremento del nivel de autoestima y de confianza, así como la motivación tanto personal como profesional de los miembros del equipo.
  • Ejercicio de liderazgo en la consecución de los proyectos.

Categorías

Últimas entradas

Especialidades

INGLÉS PARA EMPRESAS

COACHING EMPRESAS

INTERNACIONALIZACIÓN