Requisitos que los trabajadores buscarán post COVID-19

La pandemia no solo ha cambiado la forma diaria de operar de las empresas, sino que ha trasladado a todos y cada uno de los departamentos dentro de cada organización. Y, como era de esperar, el departamento de Recursos Humanos no ha sido una excepción. Además de haberse encargado, entre otras tareas, de la adaptación del equipo a la modalidad de teletrabajo y apoyarles en la distancia, debe seguir reclutando talentos para la plantilla en este período de tanta incertidumbre.

 

Sin embargo, los efectos de la COVID-19 también se han visto reflejados a nivel individual, ya que han modificado las prioridades de los trabajadores, quienes valoran ahora más que nunca en su puesto de trabajo aspectos como las coberturas sanitarias, la flexibilidad… Por tanto, la labor de los profesionales de este departamento debe innovar para dar respuesta exactamente a las peticiones de sus empleados actuales como de aquellos nuevos talentos que busquen oportunidades laborales dentro de la empresa.

 

¿Cuáles son los tres beneficios que los trabajadores buscarán post COVID?

1. Cobertura sanitaria

Es, con diferencia, el requisito más obvio ante la situación que vivimos. Los efectos de la crisis sanitaria siguen siendo más que patentes y esta no parece que nos vaya a abandonar hasta la distribución de la vacuna. Por ello, los nuevos trabajadores ven muy necesario que la empresa incluya dentro de las condiciones de contratación determinadas opciones de seguros privados que cubran servicios como los dentales, la atención médica remota o incluso la psicoterapia.

 

Además, ante el establecimiento del teletrabajo, los candidatos valorarán mucho que se ofrezcan otro tipo de programas que fomenten los hábitos saludables: tablas de deporte o yoga por videoconferencia, suscripciones o descuentos en instalaciones deportivas…

 

2. Flexibilidad en la jornada

La conciliación entre la vida profesional y la privada es uno de los aspectos que más se valora actualmente y que, sin embargo, más está en riesgo por la modalidad de trabajo a distancia.

Para evitar que sus tareas se extiendan más allá de las horas correspondientes y que se realicen de una forma productiva, los trabajadores demandarán gran flexibilidad entendida de diversas formas: distribución de las horas de manera no consecutiva siempre que el puesto lo permita, adelanto de la hora de inicio de la jornada

 

3. Teletrabajo y movilidad

Aunque en la mayoría de los casos haya venido impuesto con la finalidad de evitar la propagación del virus, el teletrabajo ofrece infinidad de posibilidades antes inconcebibles en la oficina tradicional.

 

La distancia está confiriendo mayor grado de responsabilidad y libertad a los trabajadores, lo que repercute directamente en su productividad y motivación.

 

Asimismo, el hecho de necesitar tan solo un ordenador y una conexión a Internet permite que los empleados puedan trabajar tanto desde sus domicilios como desde cualquier otro lugar que elijan.

 

Es por ello que valorarán poder trasladarse fuera de la ciudad a espacios abiertos en el campo o más cerca de sus familias.

 

En resumen, las personas son el activo más importante para los recursos humanos y, por tanto, es deber de este departamento saber cómo incentivarlos y cuidarlos a través de la oferta de determinados beneficios sociales.