Reuniones por videoconferencia: la importancia de sentirse seguro con el idioma

videoconferenciaHasta hace unos años, la idea de hacer una reunión o entrevista a través de una pantalla parecía casi futurística. Sin embargo, hoy en día es una práctica cada vez más común, teniendo en cuenta que ya son pocas las empresas que no cuenten con socios, partners, clientes o proveedores extranjeros.

Una de las grandes ventajas de las reuniones por videoconferencia es el ahorro de tiempo y dinero en traslados y viajes. Las empresas ya no necesitan organizar viajes para conseguir reunir en un mismo lugar a profesionales que normalmente trabajan en diferentes partes del mundo. Además, los empleados también se ahorran todo ese tiempo que se ven forzados a invertir en transportes y traslados, por lo hablar de posibles noches de hotel.

Pero, a pesar de sus innegables ventajas, las reuniones por videoconferencia con el extranjero ponen los pelos de punta a más de un profesional. El contexto de la reunión a distancia y a través de una pantalla, exige a los profesionales una claridad en sus intervenciones muy superior a la que se requiere en otro tipo de encuentros. El manejo del idioma, la seguridad y la capacidad de respuesta son fundamentales, de tal forma que aunque los profesionales cuenten con un alto nivel de inglés (o del idioma que necesitan utilizar), en realidad necesitan mucho más que conocimientos lingüísticos.

En este sentido, la clave, una vez más, es la práctica. Para lograr sentirnos cómodos a la hora de manejarnos con un idioma, es muy importante estar acostumbrados a usarlo. Pero además, si la situación nos exige un especial control sobre el lenguaje, lo que debemos hacer es intentar poner a prueba nuestras habilidades enfrentándonos a simulaciones en las que podremos comprobar cuáles son nuestras principales dificultades.

Una vez identificados los puntos que más nos cuestan en este tipo de contextos, podemos trabajarlas y superarlas, y continuar practicando hasta que la situación no nos resulte ajena, hasta que nos hayamos “hecho” a la idea de cómo es y cómo se desarrolla este tipo de reunión. Perderemos el miedo a intervenir, a dialogar, a interactuar en las reuniones a distancia, y podremos aprovechar al máximo las increíbles ventajas que esta tecnología puede aportar a nuestro trabajo y al crecimiento de nuestra empresa.

Deja un comentario