Cómo teletrabajar de forma adecuada y segura

La nueva normalidad de la que tanto se viene hablando desde que se inició la cuarentena ha instaurado una serie de prácticas que afectan nuestro modo de vida en todos los aspectos.

 

Una de las más extendidas es el teletrabajo desde casa, ya que miles de empresas en todo el mundo se han visto en la obligación de adoptarlo para que los trabajadores puedan continuar desempeñando sus funciones al tiempo que les protegen de la propagación del virus.

 

Está claro que esta modalidad de trabajo puede presentar determinadas ventajas como, por ejemplo, evitar madrugones, poder conciliar con la familia de forma más sencilla o disfrutar de tu curso de inglés online desde el sofá de tu salón.

 

No obstante, a pesar de lo que parece a simple vista, trabajar desde el domicilio podría no ser una práctica del todo cómoda.

 

Por ello, a continuación ofrecemos una serie de recomendaciones y medidas necesarias que debemos implementar en nuestros hogares para adaptarse de la mejor manera posible a esta nueva rutina.

 

Recomendaciones y medidas para un teletrabajo óptimo

 

Espacio de trabajo saludable

Es de vital importancia establecer un único lugar de trabajo, a poder ser evitando los sofás y los dormitorios, para diferenciar bien el entorno de ocio y descanso del laboral.

 

Asegúrate de que sea un espacio ordenado con buena iluminación (situarse en paralelo a las ventanas), ventilación y aislado de los ruidos para poder concentrarse adecuadamente y evitar interrupciones.

 

En caso de haber más de una persona en casa trabajando, es recomendable destinar espacios separados y establecer horarios.

 

Puesto de trabajo ergonómico

Una vez elegido el espacio de trabajo, es hora de configurar el puesto donde vamos a realizar nuestras tareas. Debemos intentar improvisar de la mejor manera posible y con los medios de los que dispongamos, un equipamiento lo más similar al de la oficina de nuestra empresa; es decir, esto incluye una mesa amplia, una silla ergonómica reclinable y con reposabrazos, y un ordenador con pantalla y teclado independientes.

 

Además, de todo lo anterior, es bueno asegurarse de que el ámbito laboral cuenta con buena cobertura para garantizar la conectividad (acceso a Internet) y poder desempeñar el trabajo cómodamente.

 

Horarios de trabajo definidos

Tanto para garantizar nuestra vida familiar como para mantener la productividad individual y la coordinación y sincronización con el resto del equipo, es esencial definir unos horarios fijos que no se extiendan más allá de la jornada laboral.

 

Tras este horario laboral, se recomienda una desconexión digital total para no estar pendiente de las cosas pendientes que se queden durante la jornada.

 

Rutinas de comunicación frecuente

Para evitar la sensación de aislamiento, es importante generar dinámicas de contacto que fomenten, por ejemplo, reuniones de seguimiento de los proyectos diarias o cada pocos días, grupos de WhatsApp… De esta forma, nos aseguramos no solo de mantener no solo un contacto con los compañeros, sino también una motivación.

 

Ajuste físico y postural

Tan importante como contar con el equipamiento adecuado es saber utilizarlo adecuadamente. Por ello, para no incurrir en ningún tipo de lesiones físicas o posturales derivadas del trabajo continuado con ordenadores se recomienda:

 

  • Sentarse ocupando la mayor parte del asiento, apoyando la espalda en el respaldo, los brazos sobre los reposabrazos formando un ángulo de 90 ⁰ con los antebrazos y los pies en el suelo o un reposapiés.
  • Colocar la pantalla del ordenador pantalla con su borde superior a la altura de los ojos y a una distancia mínima de 55 cm; y el teclado a una distancia del borde de la mesa que permita apoyar las muñecas –unos 15 cm.
  • Efectuar pausas de vez en cuando para realizar estiramientos y ejercicios que ayuden a reducir la fatiga física y el estrés.
  • De igual modo, realizar pausas del trabajo cada determinado tiempo para descansar la vista de la pantalla del ordenador. 

Además de todos estos consejos, para adaptarse a la modalidad de trabajo no presencial es fundamental seguir una dieta equilibrada, mantener un descanso diario, realizar ejercicio y, sobre todo, afrontarlo con una actitud positiva.

 

Medidas de Kleinson

En Kleinson instauramos ya desde el día 9 de marzo de 2020 las medidas pertinentes para facilitar el trabajo al equipo y a nuestros profesores desde casa, así como para facilitar la formación para nuestros clientes mediante las clases de idiomas por videoconferencia.

 

Entre las modificaciones que hemos realizado se encuentran la compra ordenadores portátiles y soportes tecnológicos y de comunicación, la formación de todos los profesores para convertir las clases en formato remoto, el establecimiento de reuniones de seguimiento semanales, la preparación de guías informativas, la oferta de formación online gratuita de idiomas para empresas

 

Aquí tienes todas las medidas que hemos adoptado en Kleinson durante este período:

Deja un comentario