Clases de inglés por videoconferencia vs. Clases presenciales

La crisis de la COVID-19 ha provocado que miles de empresas y profesionales de todo el mundo se vean obligados a transformar sus lugares de trabajo, su manera de relacionarse con la plantilla y los clientes, e incluso la formación en idiomas para empresas.

 

A este respecto, se han impuesto las clases de inglés por videoconferencia frente a la clásica formación presencial in situ. A pesar de lo que se pueda pensar, las clases en directo de idiomas ofrecen la misma calidad que la modalidad presencial y ventajas muy similares:

 

Similitudes

Formación integral y totalmente eficiente

Las clases presenciales de idiomas para empresas presentan una serie de características derivadas de compartir el mismo espacio con el profesor que hasta ahora eran exclusivas de esta modalidad. Así pues, cuestiones como la resolución de dudas o la mejora en la pronunciación eran único de la formación presencial.

 

Sin embargo, el desarrollo tecnológico actual permite que las herramientas de videoconferencia garanticen la misma eficacia que las clases en el aula tradicional. Tal es así, que estas plataformas permiten obtener resultados académicos excelentes gracias a los contenidos íntegros, los informes de seguimiento, el control de asistencia, las evaluaciones…

 

Participación y dinamismo

Puede parecer que solo asistiendo a un espacio físico rodeado de compañeros se consigue que las clases sean dinámicas y colaborativas.

 

Pero lo cierto es que todas las posibilidades que ofrece la videoconferencia, facilitan la formación ágil, participativa e interactiva. No se reduce meramente al hecho de que se puedan realizar cursos de idiomas por videoconferencia duales o en grupo, sino porque con esta tecnología tanto el profesor como los alumnos podrán compartir pantalla, utilizar una pizarra virtual e intercambiar archivos.

 

Rutina y exigencia de estudio

De igual forma que los cursos presenciales obligan a un compromiso de aprendizaje y una rutina de estudio para conseguir los objetivos, las clases de idiomas virtuales exigen al alumno el mismo grado de responsabilidad y atención para dar una continuidad a la formación.

 

A este respecto, el vídeo en tiempo real también facilita un trato individualizado y personalizado para resolver cualquier tipo de duda y ajustarse a las necesidades de cada alumno.

 

Diferencias

Horarios y espacio fijos frente a horarios y espacio adaptables

Mientras que en una modalidad presencial se requiere que los alumnos y el profesor respeten unos horarios preestablecidos y fijos que se mantendrán a lo largo de la formación, las clases virtuales presentan mayor flexibilidad en estos términos. La formación remota en directo es totalmente adaptable y no precisa de un horario fijo, sino que se puede variar a voluntad de los asistentes: es tan sencillo como acordar cuándo se quiere realizar la clase.

 

En cuanto al aula, a diferencia del espacio físico común que se requiere en la formación tradicional, las clases por videoconferencia dan total libertad pudiendo llevarlas a cabo cómodamente desde cualquier lugar en el que se disponga de un ordenador y una conexión a Internet. Por ello, son la opción perfecta para la conciliación de la vida familiar.

 

Métodos clásicos o métodos tecnológicos

A diferencia de las clases presenciales, la teleformación deja a un lado los materiales tradicionales de enseñanza para dar paso a formatos digitales que se actualizan rápidamente y que fomentan la creatividad y la colaboración entre los estudiantes.

 

Así pues, además de mejorar las habilidades lingüísticas, se potencian las capacidades informáticas al tener que desenvolverse en entorno nuevo con múltiples posibilidades de interacción.

 

Gracias a los más de 13 años en el sector de la consultoría de idiomas, en Kleinson contamos con amplia experiencia tanto en clases de inglés para empresa presenciales como por videoconferencia y podemos asegurar que ambas modalidades son igualmente eficientes. No obstante, dada la situación que estamos viviendo, actualmente la opción de videoconferencia es la más recomendable para cuidar de la salud de todos -tanto alumnos como profesores-, sin frenar la continuidad de tu formación en idiomas. Si quieres leer más beneficios de la modalidad remota, puedes hacerlo en nuestro artículo 5 ventajas de las clases por videoconferencia para empresas.

 

Además, ofrecemos cursos de por videoconferencia en cualquier idioma. Obtén más información aquí:

Deja un comentario