¿Te suena el crédito FUNDAE para empresas?

Puede que en muchas ocasiones hayas oído hablar de las formaciones bonificadas en idiomas que las empresas ofrecen a sus empleados, para capacitarlos y ayudarles a potenciar competencias relacionadas con la actividad de la organización y su internacionalización.

 

Se trata de un tipo de acciones formativas subvencionadas por fondos públicos a través de la gestión de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo –FUNDAE–. Dado que estas formaciones se bonifican mediante el crédito FUNDAE que posee la empresa, es totalmente gratuita para los trabajadores.

 

Sin embargo, es posible que no sepas todavía en qué consisten ni cuáles son sus requisitos para acceder a ellas, y que, por tanto, estés perdiendo una oportunidad de oro para financiar el desarrollo formativo de tu empresa. Por ello, desde Kleinson, queremos responderte las preguntas más frecuentes en este tema.

 

¿Qué es el crédito FUNDAE y cómo se origina?

El crédito FUNDAE es la cantidad de la que dispone una organización para destinarla a la formación de sus empleados. Además, la duración de este crédito es anual, por lo que, tendrás que invertirlo antes del día 31 de diciembre si no quieres que caduque.

 

En Kleinson podemos ayudarte a calcular tu crédito disponible para formación, ya sea la cantidad total a principios de año como el restante del año en curso.

 

La cuantía que le corresponde a cada empresa se calcula teniendo en cuenta dos variables: las cotizaciones a la Seguridad Social realizadas en concepto de Formación Profesional durante el ejercicio anterior y el tamaño de la plantilla media –la cantidad mínima viene determinada por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio económico.

 

¿Y qué requisitos debe cumplir tu empresa para poder acceder a ella?

Teniendo en cuenta las dos variables que acabamos de mencionar, los requisitos indispensables que tu empresa debe cumplir para acceder a este tipo de formación financiada es estar al corriente de los pagos a Haciendo y la Seguridad Social, así como contar con trabajadores en plantilla en Régimen General.

 

¿Por qué es importante hacer uso de este tipo de financiación en idiomas?

Como suelen decir, «el saber no ocupa lugar», pero si, además, la formación está orientada al desarrollo profesional, sus resultados serán mucho más efectivos.

 

Desde nuestra experiencia, podemos afirmar que la formación en idiomas crea organizaciones más competitivas y con mejores posibilidades de internacionalización.

 

Asimismo, dado que este tipo de acciones tienen que estar relacionadas con la actividad de la compañía, permitirán a los trabajadores actualizarse, reciclarse o incluso desarrollar sus habilidades personales; lo que, a su vez, incidirá en el grado de motivación y satisfacción individual de los empleados.

 

¿Cuáles son las condiciones para la formación programada por empresas?

En lo que respecta a la modalidad de formación presencial, es decir, aquella en la que tanto el formador como los alumnos coinciden en espacio y tiempo, permitiéndose así la interacción entre ellos:

  • El número de participantes máximo permitido por clase es 30.
  • La participación no podrá superar 8 horas por día y por trabajador.
  • El alta del curso en la fundación deberá realizarse como mínimo 7 días antes del comienzo del mismo.
  • Las cuantías de las bonificaciones serán de hasta 9 €/h por participante en formaciones estándar –clases de idiomas para empresas– y hasta 13 €/h por participante en cursos especializados –por ejemplo, Legal English.
  • Asistencia mínima del 75 %.

Tus empleados están teletrabajando, ¿se puede bonificar la teleformación o formación en remoto?

Anteriormente, la modalidad en remoto no era bonificable; no obstante, a raíz del aumento del teletrabajo por la Covid-19, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) publicó el día 15 de abril de 2020 una resolución para regular esta situación situación.

 

Los requisitos para este caso, entre otros, serán una bonificación de hasta 7,5 €/h por participante o el uso de un aula virtual o  –para más información al respecto, puedes consultar la entrada a nuestro blog Preguntas frecuentes sobre la bonificación de formación programada en idiomas por aula virtual (FUNDAE).

 

¿Cómo puedes gestionar la bonificación?

La gestión del crédito FUNDAE pata toda acción formativa conlleva una serie de ocho trámites: cálculo del crédito, darse de alta en la aplicación con el certificado digital de representante legal, informar al representante legal de los trabajadores, comunicar el inicio del curso, realizar la formación en sí, comunicar la finalización de esta, proceder a la bonificación y revisar los resultados.

 

Desde 2007, en Kleinson te asesoramos y nos ocupamos por ti de la gestión integral de todos estos trámites para que tú solo tengas que dedicarte a lo que realmente importa: aprovechar y disfrutar tus clases de idiomas para empresa.