Sócrates, un Coach en la Grecia Clásica

socratesFue hace unos años cuando comenzamos a oír hablar de un método llamado «Coaching». Empezó a aparecer en seminarios de empresa, a surgir en las conversaciones con amigos que lo habían probado y a divulgarse en reportajes de televisión que informaban sobre sus beneficios…

La efervescencia del Coaching alcanzó prácticamente todas las áreas de nuestra vida, desde la nutrición y el deporte a la empresa y a la vida personal. Y es que daba la impresión de tratarse de algo innovador, excitante, un método nuevo diseñado a medida para el ciudadano del Siglo XXI.

Pero si bien es cierto que los métodos de Coaching han resultado especialmente idóneos para el mundo de hoy, la verdad es que sus orígenes se remontan mucho más atrás en el tiempo, cuando fenómenos como el estrés laboral, la competitividad profesional y la presión social aún no alcanzaban las dimensiones que tienen ahora.

Fue alrededor del año 450 A.C. cuando Sócrates inventó el Coaching. El filósofo griego fue el primero en emplear y promover el Diálogo como el mejor medio para motivar a sus discípulos a “alcanzar el conocimiento y la verdad”. Él lo llamo “El Arte de la Mayéutica” y básicamente consistía en hacer preguntas a sus discípulos para que fueran ellos mismos los que llegarán a sus propias conclusiones. Es decir, que Sócrates confiaba en que cada uno de nosotros tiene y conoce la verdad, y que tan sólo necesita el diálogo, el debate, la motivación, para alcanzarla.

Esta idea a cerca de la fuerza del diálogo fue continuada por Platón, su discípulo, al que también el Coaching le debe gran parte de su principios básicos. Fue este filósofo, discípulo de Sócrates, el que decidió dejar por escritos Los Diálogos, basados en una secuencia de preguntas y respuestas entre el maestro y él alumno, que bien podrían pasar por una sesión de Coaching de hoy en día.

Por otro lado, gran parte de la filosofía platónica se basaba en la idea de que la educación es formadora de carácter. Es decir, que el conocimiento de uno mismo es la clave fundamental para “alcanzar la verdad” que está dentro de nosotros.

El Coaching tal y como lo conocemos ahora se basa en el mismo principio: nuestra capacidad para mejorar, para desbloquearnos, para superar obstáculos, está en nosotros mismos.

La ayuda de un especialista que, como Sócrates, nos guíe con las preguntas adecuadas, nos hará darnos cuenta de que tenemos las respuestas.

Hoy en día el Coaching ha logrado demostrar su eficacia en terrenos como el deporte, la salud, la empresa y la vida personal. Incluso en nuestros cursos de Kleinson hemos comprobado que es un recurso clave para motivar y ayudar a nuestros alumnos a alcanzar sus objetivos en el área de idiomas.

Y aunque en realidad no sea un método tan novedoso e innovador como creíamos, lo cierto es que sí se ajusta a la perfección a las necesidades de casi cualquier individuo del Siglo XXI. Después de todo, si hay algo que hemos perdido desde los tiempos de la Grecia Clásica es esa capacidad de preguntarnos sobre nosotros mismos y sobre nuestra realidad. Por suerte, poco a poco, la vamos recuperando.

¿No eres cliente aún ? ¡Pídenos información!

Deja un comentario